Como recuperar una masa de pizza dura

Cómo arreglar una masa dura

Lo tienes todo planeado: la cena, el vino, esa barra de pan recién horneada. Todo está listo cuando descubres que la masa del pan no sube. Afortunadamente, se trata de un problema relativamente fácil de diagnosticar y solucionar. Si tu masa de pan no sube, puedes seguir utilizándola y arreglarla cambiando la temperatura o añadiendo más levadura[1].

Resumen del artículoPara arreglar una masa que no sube, prueba a colocar la masa en la rejilla más baja del horno junto con una bandeja llena de agua hirviendo. Cierra la puerta del horno y deja que la masa suba. Aumentar la temperatura y la humedad puede ayudar a activar la levadura en la masa para que suba. También puedes probar a añadir más levadura. Abre un paquete nuevo de levadura y mezcla 1 cucharadita (3 g) con 1 taza (240 ml) de agua tibia y 1 cucharada (13 g) de azúcar. Deja reposar la mezcla de levadura durante 10 minutos. A continuación, añada la mezcla a la masa junto con un poco más de harina, de modo que haya una proporción de 60% de harina y 40% de líquido. Amasa la mezcla de levadura en la masa y deja que suba en un lugar cálido y húmedo. Otra opción si la masa es plana y pegajosa al tacto es amasar con más harina. Sigue amasando con harina hasta que la masa esté lisa y no se te pegue a las manos, y luego deja que suba en un lugar cálido y húmedo. Sigue leyendo para saber por qué puede que tu masa no suba.

Masa de pizza seca por encima

Si la masa de tu pizza sale demasiado dura, puede deberse a una serie de errores comunes. Por suerte, pueden solucionarse muy fácilmente con un poco de maña. A nadie le gusta una pizza que parece masticar cartón duro.

  Que temperatura se hace la pizza

Para conseguirlo, hay que evitar que la masa se seque. Al igual que ocurre con otros alimentos, esto puede suceder si la pizza se cocina durante demasiado tiempo. El calor alto durante un tiempo excesivo hace que la humedad se evapore.

Para solucionar esto puedes cocinar la pizza más rápido, en un ambiente más caliente. Lo más obvio es subir la temperatura del horno al máximo. Y asegurarte de que se ha precalentado del todo. Esto suele llevar unos 45 minutos en un horno frío.

La segunda, que reduce drásticamente el tiempo de cocción, es utilizar una piedra o acero para pizzas. Me sorprendió lo eficaces que eran cuando empecé a utilizarlas, ya que reducían prácticamente a la mitad el tiempo de cocción.

Mi mejor consejo es utilizar el “acero” para pizzas. Esto añade calor intenso desde abajo como lo haría un horno de ladrillo – Tengo este acero de Amazon que es significativamente más barato que la marca original, pero funciona perfectamente. El acero es más conductor que la piedra por lo que transfiere más calor, no se rompen y son más fáciles de limpiar. Si esta fuera de tu rango de precios entonces la segunda mejor opcion es una piedra para pizza hecha de cordierita.

Cómo arreglar la masa de pizza que no se estira

Aprender a estirar la masa de una pizza es algo que puede llevar años de práctica perfeccionar. En su núcleo está el componente principal: la bola de masa. Y ésta tiene que estar en su punto para poder trabajarla con facilidad. ¿Tienes una masa de pizza que se rompe?

  Comer pizza en milan

Pellizca el borde de la rasgadura desde un lado y tira de él sobre la rasgadura, dándole un pellizco firme para sellar la masa de nuevo. Evita estirar esta zona y céntrate en estirar el borde exterior de la pizza, lo que la estirará uniformemente para evitar más desgarros cerca del centro.

Si no se ha amasado lo suficiente para crear una buena red de gluten, hay más posibilidades de que se rompa al estirarla. No hace falta amasar demasiado: entre 3 y 5 minutos es suficiente. Sigue mi receta de masa de pizza, que contiene todas las instrucciones para obtener una masa perfecta una y otra vez.

Al hacer la masa, la harina se mezcla con el agua para producir una reacción química. Así se crea el gluten, que se convierte en una red elástica de hebras. Puedes sentir cómo se va formando a medida que amasas y dispersas el agua por la harina.

Cómo arreglar una masa de pan dura

La mejor forma de recalentar pizzaNunca más volverás a comerte un trozo de pizza empapado y calentado en el microondas.La mayoría de las sobras de pizza recalentadas palidecen en comparación con un pastel recién horneado. El microondas la deja empapada, mientras que meterla en el horno caliente puede resecarla. Sin embargo, hemos descubierto un sencillo método de recalentamiento que hace que la pizza sepa casi tan bien como el primer día.

Al igual que otros panes almacenados durante un día, la masa de la pizza se endurece inicialmente no por la pérdida de humedad, sino porque sus almidones sufren un proceso llamado retrogradación, por el que las moléculas de almidón cristalizan y absorben la humedad, haciendo que la masa de la pizza parezca rígida y seca. Sin embargo, siempre que la pizza se haya conservado bien envuelta, la retrogradación puede invertirse temporalmente recalentando la pizza al menos a 140 grados, temperatura a la que los cristales de almidón se rompen y liberan la humedad atrapada, ablandando la masa. Colocar las porciones en un horno frío permite que se calienten gradualmente, con tiempo suficiente para liberar la humedad y ablandarse, mientras que sellar la bandeja ayuda a evitar que se sequen al recalentarse. Por último, al colocar la bandeja lo más abajo posible en el horno, las rebanadas se calientan de abajo hacia arriba, de modo que la parte inferior de la corteza se crispa y los ingredientes no se arrugan.

  Masa para pizza a la sarten